Comunicación Viciada

Icon

Un blog que se cree portal de comunicación.

Ternas. Episodio 8. Fin.

11:30. Día del juicio.

- ¿Quieres ir más despacio? Te he dicho antes del juicio que tengas cuidado con el puente de Calatrava. Le grita Sergio a Emilio.

- Y yo te dije que tuvieras cuidado con lo que decías en tu testimonio.

Read the rest of this entry »

Ternas. Episodio 7. Inicio.

- Voy a pasar por delante de ese perchero. Susurra Fer a Nando.

- ¿Es que quieres unos pitillos de colores? ¿No te has dado cuenta de que si están en esta tienda, es por que no son tendencia? Le contesta en un tono entre sarcástico, sorprendido y ofendido Nando a Fer.

- En realidad lo que quiero ver es al chico que está buscando la talla de los pitillos amarillos. A ver si le puedo ayudar, que en este establecimiento los dependientes siempre están metidos en el almacén.

- Fer se acerca al perchero -Creo que las tallas pequeñas están en ese estante- Dice dirigiéndose al chico de los pitillos.

- ¡Ah! Gracias. Me estaba haciendo un lío. A punto he estado de pasar de los pantalones.

- No te preocupes, es normal. Aquí las tallas están distribuidas por estantes. Yo creo que me voy a probar esos zapatos que están justo debajo de ti. -Dijo Fer mientras se agachaba para cogerlos- Pues me quedan bien -estaba nervioso-, me los llevo puestos y… Además te doy mi número de teléfono -temblaba-, así si me quieres denunciar a la policía les puedes facilitar también el trabajo. Nos vemos.

Al salir por la puerta las alarmas empiezan a sonar, los guardias no tardan en aparecer. Fer es consciente de que no tiene nada que hacer y se para en seco. Con lo poco que le va el riesgo.

-¿Alguien ha visto algo?

- Sí. Yo. He visto como cogía los zapatos y se los ponía. De hecho sus zapatillas las ha tirado aquí, en medio de estas cajas. Respondió Sergio, sonriendo desafiante a Fer.

- Acompañadme al almacén. Los dos. Voy a llamar a la policía. Dijo el seguridad de Zara.

-Espera un momento – Dijo un hombre con un traje negro y una corbata azul marino- Quiero acompañarlos al almacén.

- ¿Pero quién eres tú? Preguntó Fer mirándolo de arriba a abajo simulando desprecio. Lo único que quería ver era cómo le quedaba el traje.

- Mi nombre es Emilio Benavente. Y a partir de este momento soy tu abogado. ¿O es que quieres que este guardia te haga lo que quiera en ese almacén?

—————————————————————————————————————————————————

Y si este ha sido el inicio, ¿cuál será el final?

NO TE PIERDAS EL FINAL DE LA PRIMERA TEMPORADA DE TERNAS EL PRÓXIMO JUEVES.

Si te has despistado alguna semana, puedes ponerte al día aquí.

Comenta, comenta.

Ternas. Episodio 6. El juicio.

- ¿Y cuál es mi castigo? Preguntó Fer fingiendo timidez, mirando al suelo y levantando la vista de reojo para esperar la respuesta de Emilio. Tenía miedo de su veredicto, pero a la vez estaba excitado.

- Penetración perpetua y yo seré el que ejecute la pena.

- No, por favor, eso no. Tengo una familia a la que cuidar. Rió Fer.

- Yo quiero ser testigo de que el acusado cumple la pena. Dijo Sergio quitándose los pantalones pitillo y tirándoselos a la cara a Emilio.

- Eso es faltar a la autoridad. Contestó secamente.

- Entonces castígame a mí también.

- Tu castigo será a mirar. Dijo Emilio, cada vez más serio y más desnudo. Se quitó los boxers, estaba desnudo -Sentencia firme-.

- Que sepas que esto no va a quedar así -Dijo Sergio- voy a apelar al Tribunal Supremo por violar mi libertad de información. Se quitó la camiseta.

- Yo soy el Tribunal Supremo. Respondió Emilio.

- Entonces al Tribunal Constitucional. Contestó Sergio quitándose los calzoncillos años ochenta de la última colección de American Apparel. Estaba desnudo.

- Yo soy el Tribunal Constitucional. Dijo Emilio cogiendo el lubricante.

- Iré al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

- Estás dentro de mi jurisdicción.

- Utilízame. Te puedo ayudar a castigar a ese cabrón. Respondió Sergio quitándole el lubricante de las manos a Emilio. Estaba desesperado.

- Muy bien, tú lo has querido. Quítale la ropa. Rápido. Y no dejes que diga una palabra. Sólo le está permitido gemir.

(Durante toda la noche se escucharon gemidos y  letras de Christina Rosenvinge).

7:00. Suena el despertador y Emilio se levanta. Suele dormir en la parte izquierda de la cama.

——————————————————————————————————————————————————

El que no quiera un juicio así que tire la primera piedra. ¿Cuándo pasó todo esto? ¿Es que la historia está volviendo hacia atrás?

Todas las respuestas a tus preguntas en los próximos episodios. La primera temporada de Ternas llega a su fin.

Si te has perdido algún episodio, pincha aquí.

Ternas. Episodio 5. El coche.

8:30. Llevamos un año juntos sabiendo que este surrealista  juicio iba a llegar y pensamos que no nos iba a afectar.-tMeditaba Emilio mientras conducía a la Ciudad de la Justicia- De momento nadie ha dicho nada fuera de lo normal, le hemos quitado la poca importancia que tiene. Como mucho, Fer tendrá que pagar una multa de 400 euros y trabajar un par de días para la comunidad. Sergio seguirá pensando en cómo se va a gastar la tarjeta regalo de 100 euros que le va a dar Zara por testificar y yo habré hecho una buena obra. Por amor, caridad o debilidad. Por mi entrepierna o porque no tengo otra cosa que hacer. Lo mismo da. Estoy conduciendo hacia la Ciudad de la Justicia con el testigo y el acusado de un mismo juicio del que soy abogado defensor y lo único que me apetece es conducir al Nunca digo no. Quiero sexo, no un juicio.

En realidad estoy nervioso, intento no reconocerlo, no a los demás, sino a mi mismo –Reflexionaba Fer- Sé que en el preciso momento en el que me deje ser consciente de que voy a ir a juicio, me pondré histérico, empezaré a mover la pierna compulsivamente, haré como que sonrío para disimularlo y lo haré de una forma tan descontrolada que todo el mundo sabrá lo que me pasa. Soy gilipollas. En mi vida he robado nada y se me ocurre robar unos zapatos horribles en una tienda que se gasta más dinero en seguridad que en diseñar sus colecciones. Y para colmo lo hago delante de un niñato narcisista que va de alternativo con unos buenos pectorales y una sonrisa irresistible. Quiero estar en mi cama quitándole la camiseta, no en un juicio. Debería dedicarme a escribir de verdad y dejar el periodismo. Ahora estoy sonriendo como un tonto, genial. No me mires ahora, Sergio.

- Ten cuidado con el nuevo puente de Calatrava, Emilio, no sería la primera vez que alguien tiene un accidente. Y no quiero perder mi cheque. Bromeó Sergio.

————————————————————————————————————————————————————-

¿Qué pasará en el juicio? ¿Tendrán un accidente en el puente de Calatrava? ¿Podrá ir finalmente Emilio al Nunca digo no?

Si te has perdido alguno de los episodios, pincha aquí.

Ternas. Episodio 4. Desayuno

8:15.

- Ya era hora de que te levantaras, hoy tienes un juicio. Dice Emilio a Sergio después de darle un beso.

- No te deberías preocupar por mí, yo no soy el que puede que acabe en la cárcel.

- ¿Habláis de mí? Pregunta Fer desde la otra habitación.

- Sí. Dicen los dos riéndose.

- Vas a llegar tarde a tu juicio. Ven a desayunar ya, que tenemos que repasar lo que le vas a decir al juez. Grita Emilio.

Al cabo de cinco minutos aparece Fer, sin vestir, únicamente con una toalla, sin afeitar y sin peinar. Emilio lo mira enfadado (¿por qué representa gratis a ese capullo?). Cuando puede apartar la vista de la toalla y lo mira a los ojos recuerda por qué.

- ¿Tostadas? Pregunta.

- No. Contesta sin darle importancia Fer. Sabe que Emilio en lo único que está pensando es en quitarle la toalla.

- ¿Café? Pregunta Sergio.

- Con un poco de leche y tres cucharadas de azúcar, ¿hay canela?- Dice Fer con su mejor sonrisa- ¿le vas a decir también al juez lo que he desayunado?

- No. Contesta secamente Sergio.

- Cuando te pregunte el juez sobre los hechos intenta mantenerte serio, di la verdad sin rodeos.-Emilio inició el último repaso de antes del juicio- Querías esos zapatos y no tenías dinero. Cuanto más conciso seas, mejor. Como si estuvieras escribiendo uno de esos breves en tu revista.

Tienes diez minutos para terminar de vestirte. O nos vamos sin ti, cariño.

—————————————————————————————————————————————————————————————————–

¿De verdad se van a un juicio los tres juntos? ¿Es Fer un periodista serio? ¿Será culpable? ¿Qué intuía Emilio a través de la toalla? Comparte todas tus inquietudes en el foro.

Si te ha gustado, ¡vótanos!

Y si te has perdido algún episodio, pincha aquí.

Ternas. Episodio 2. Sergio.

7:30. El olor del café despierta a Sergio, no hay nadie a su izquierda. Emilio ha debido levantarse puntual como siempre. Sonríe. Tiene un examen hoy, pero seguro que lo hará bien, siempre tan seguro de sí mismo.  Se siente especial porque duerme en medio.

.Se levanta y va a la ducha, pero primero coge el portátil porque quiere escuchar música. Quizá empiece con Sour Cherry de The Kills, los ha descubierto hace una semana y se cree que todavía están de moda. Es más, piensa que esa canción es su último single. Ha decidido ponerse pitillos, los amarillos. Y quizá esa camiseta negra ajustada, un poco rasgada en la zona del cuello, para realzar el colgante que tiene de la India.

.“Shout when you wanna get off the ride, shout when you wanna get off the ride, shout when you wanna get off the ride…”.

.Desnudo en la ducha piensa en lo bien que lo pasó la noche anterior, le da igual estar agotado y tener que ir a un juicio en dos horas. Ser testigo de un robo en un centro comercial y ser tan estúpido como para colaborar en la acusación (que resulta ser el Zara del centro de la ciudad) a cambio de una tarjeta regalo de 100 euros es algo que sólo puede hacer Sergio. O quizá lo único que pueda hacer Sergio es sentirse orgulloso de ello y tomárselo como si fuera una hazaña propia de personas con carisma.

.A las diez tiene que estar en la Ciudad de la Justicia, piensa tendrá algo que contar en los pasillos a sus amigos antes de entrar a su examen de las seis. Y encima llevará pitillos amarillos.

.“Bueno, a ver, yo sabía que era algo serio, ¿pero tanto? La cara que puso el juez cuando vio mis pantalones me dejó sin respiración. Por un momento pensé que era yo el que tenía que ser juzgado. Me preguntó qué había visto y yo le dije que justo me estaba comprando los pitillos amarillos cuando el señor acusado, que se encontraba a mi lado, salió corriendo con unos zapatos. El  juez se empezó a reír y con él toda la sala, ¡hasta el acusado!”.

.Escucha un ruido y vuelve en sí. Era el despertador. Lo apaga Fer de un manotazo.

.—————————————————————————————————————

¿Qué está sucediendo? ¿Qué tamaño tendrá la cama de Fer? ¿Queen? ¿King? ¿Twin? No dejes de comentar en el foro, ¡tu ayuda nos ayuda a mejorar Ternas!

Si te has perdido el episodio anterior, pincha aquí.

Ternas. Episodio 1. Emilio.

7:00. Suena el despertador y Emilio se levanta. Suele dormir en la parte izquierda de la cama. No mira atrás, se encierra en el cuarto de baño, necesita privacidad para ducharse, saber que nadie puede entrar. Está cansado. Anoche no durmieron hasta muy tarde. Pero no estaba cansado por eso, estaba cansado de dialogar, de pelear, de gritar, de intentar entenderse. Lo que al principio había sido divertido, con el tiempo se había convertido en una carga, doble. Cómo explicar que ya no quería seguir, que le parecía una farsa, que se sentía desbordado y desmotivado. Cómo explicar algo de lo que no se está seguro, cuando tu opinión cambia con la misma rapidez que el agua de la ducha se desliza sobre tu espalda y llega a tus pies.

.

Emilio, educado, tranquilo, algo maniático. Abogado. Comunicativo, inteligente y un poco pedante. Puede hablar y hablar sobre el ritual de apareamiento de los osos polares aportando muchísimos detalles. Lo hace sin que nadie le pregunte, simplemente porque una palabra, una expresión, una imagen se lo recuerda. Coge aire, mira al frente, nunca a los ojos, y explica todo lo que sabe.

.

Los osos polares se reproducen en abril y mayo, aunque los óvulos no se fertilizan hasta septiembre. Es lo que se conoce como implementación diferida. Lo que realmente me fascina es que los osos nacen en octubre, una gestación asombrosamente corta. Normal que nazcan sin poder ver y pesando no llega a un kilo, unos 753 gramos de media, según un estudio de una universidad canadiense, país que tiene el 60% de los osos polares de todo el mundo”.


Le entra jabón en los ojos, vuelve en sí, se enjuaga y cierra el grifo. Ya no se siente cansado, ni se arrepiente de levantarse en esa cama. Sonríe al espejo y se imagina cómo sería si fuera un oso polar. Está de buen humor, saldrá de la ducha y preparará el desayuno.

7:30.El olor del café despierta a Sergio.

———————————————————————————————————-==

¡Por fin hemos estrenado la nueva serie de Comunicación Viciada! Tras meses de pruebas, discusiones en la redacción y páginas en blanco; volvemos . Aunque parece que no está muy claro todavía de qué va… ¿Alguna idea?

Todos los jueves un nuevo episodio de Ternas.

Vídeo de la semana: Intereconomía nos enseña a argumentar

Aprimond




Twitter

    Próximamente en Comunicación Viciada

    - Entrega de los Premios Aya 2010.

    - Argumentos en contra de Rosa Díez

    - Reportaje: La caída de la Unión Europea.

    - Eurovisión 2010

    Calendario

    Julio 2010
    L M X J V S D
    « Jun    
     1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031  

    AYA 2010: Mejor Actor Principal

    MICHAEL C. HALL

    Para consultar otros premiados, pincha aquí.

    Gawker de la semana

    Why So Many Twentysomethings Live with Their Parents

    It's not hard to figure out the attraction of living in your parents' basement. Free rent! Your Mom makes you sandwiches! Awesome. But why is a whole generation of young people kicking it at the 'rents? Science has the answer.

    [+]

    Categorías

    Archivo

    Financiación

    Contacta

    redaccion@comunicacionviciada.com

    Licencia

    Creative Commons License
    Comunicación Viciada by Comunicación Viciada is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
    Based on a work at www.comunicacionviciada.com.
    Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.comunicacionviciada.com/.